Warning: include_once(analyticstracking.php): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57

Warning: include_once(): Failed opening 'analyticstracking.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php5.6') in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57


+ Noticias image

Published on septiembre 19th, 2013 | by info-enlaces

La pastillita no siempre es mágica

Según la organización American Academy of Pain Medicine, en los Estados Unidos el dolor crónico afecta a más ciudadanos que la diabetes, la enfermedad del corazón y el cáncer combinados. Se ha reportado que hoy en día que más de 100 millones de estadounidenses padecen de algún tipo de dolor crónico. Se considera dolor crónico a ese tipo de dolor que supera el tiempo establecido como periodo de recuperación seguido de una lesión o una enfermedad. Por lo general dicho plazo es de un mes, y si el dolor continúa por meses o años, será considerado como una condición crónica. Dicho dolor no necesariamente está presente de manera constante, pero sí interfiere con la rutina en distintos niveles. Preocupado no sólo por estas estadísticas explosivas sino también por la oferta de medicamentos y tratamientos que ofrecen miles de especialistas en el área de la medicina, el Dr. Peter Abaci hizo una profunda investigación del tema, la que resultó en el libro “Hágase cargo de su dolor crónico”. Este licenciado en anestesia y gestión de dolor define al dolor crónico como “un asesino silencioso” que prepara el terreno para las enfermedades crónicas, pues todo empieza con un cuadro que obliga a la persona a reducir su actividad física. Esto conduce a ganar peso, en ocasiones obesidad, y eso puede traer como resultado serias enfermedades como diabetes, artritis, aislamiento social y depresión, entre muchas otras. ¿Pero qué ha sucedido en los últimos años que ha aumentado el número de personas sufriendo de dolor crónico? “Hoy la gente vive más años, por ende, hay más artritis y enfermedades degenerativas. Por otro lado, en los últimos 40 a 50 años, nuestra sociedad se ha vuelto menos activa, pasamos más tiempo sentados frente a la computadora o con el teléfono. No somos lo físicamente activos que éramos años atrás y eso causa dolor. A mayor actividad física, mejor se siente el cuerpo. Años atrás, la mayoría trabajaba en granjas, y hoy pasamos el día sentados en una oficina”, comenta Abaci. Pero este no es el único aumento que preocupa. Como consecuencia, también se ha dado un incremento descontrolado en el uso de medicamentos para el dolor. Según Abaci, hace unos 15 años se hizo mucho cabildeo a favor de doctores y compañías farmacéuticas alentando la necesidad de medicar con mayor eficacia. Eso generó presión en clínicas y consultorios para que hicieran un mejor trabajo al controlar el dolor de sus pacientes. “La gente está acostumbrada a aceptar y usar las medicinas que se les recetan en lugar de ver todas las otras opciones que existen para tratar su dolor crónico”, comenta Abaci. “La industria farmacéutica juega un rol protagónico en dominar la forma en que los especialistas cuidan de sus pacientes y han tenido mucho éxito con eso. El problema es que hemos visto un incremento en la tasa de muertes por sobredosis y vemos que muchos adolescentes abusan de los medicamentos para el dolor”. El Dr. Abaci aprovecha septiembre, mes elegido para crear conciencia sobre el dolor crónico, para en lugar de ofrecer la “pastillita mágica” que “cure” el dolor crónico, ofrecer un plan de acción que ayude a lidiar con él. Dicho plan incluye comer sano, tomar agua, hacer ejercicio, dejar de fumar, dormir mejor, mantener un peso saludable, aprender técnicas de respiración, usar hierbas específicas para reducir el dolor como el Ginseng, y realizar actividades como baile, yoga y tai chi, entre otros. “Al final, inyecciones, cirugías y ciertos medicamentos pueden costar miles de dólares; es cuestión de ver qué otras opciones hay disponibles y animarse a probarlas”, continúa Abaci, agregando que el uso prolongado de los típicos analgésicos narcóticos puede ser hasta contraproducente. Principios básicos para enfrentar la adicción -No está solo, todos tienen miedo de dejarlo. -No apreciará el impacto de su adicción hasta que la abandone. -Los medicamentos adictivos como los narcóticos afectan el centro de motivación del cerebro. –

 

 

 

Tags: ,


About the Author



Instagram