Warning: include_once(analyticstracking.php): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57

Warning: include_once(): Failed opening 'analyticstracking.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php5.6') in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57


Estetica Articulo_Principal_abdomen

Published on agosto 8th, 2013 | by XTX-enlaces

EN BUSCA DEL ABDOMEN PERDIDO

ISABEL DUBUC ZABALA

LA LIPECTOMÍA ABDOMINAL ES LA SOLUCIÓN PARA DESHACERSE DE ESA PIEL FLÁCIDA QUE SOBRA LUEGO DE DESPOJARSE DE MUCHOS KILOS, INCLUYENDO AQUELLOS QUE SE AUMENTARON DEBIDO A VARIOS EMBARAZOS. PERO ANTES DE ENTRAR EN EL QUIRÓFANO POR VOLUNTAD PROPIA, CONOCE LAS IMPLICACIONES DE ESTA INTERVENCIÓN

La gran desilusión de quienes culminan una estricta disciplina para perder peso o de las mujeres que dan por terminada su tarea de traer bebés al mundo es que, a pesar de los ejercicios y la alimentación balanceada, hay una porción de piel que insiste en mantener oculto al abdomen por el que tanto se ha trabajado.

La idea de deshacerse del indeseado equipaje mediante una intervención quirúrgica despierta emociones encontradas. Por un lado, hay una firme convicción de que esa piel, imposible de esconder o disimular y que muchas veces es considerada como ajena al propio yo, ya no cumple ninguna función en el cuerpo, de hecho, se convierte en una barrera ineludible que separa la imagen corporal presente de la real. Pero por otro lado, también surge el miedo de someterse a una operación, con todos sus riesgos y procesos de recuperación, sin padecer enfermedad alguna.

Joan Rivers, comediante y presentadora estadounidense, conocida por sus duras críticas de moda y por sus múltiples cirugías plásticas, dijo una vez: “Más miedo me da salir a la calle con la cara llena de arrugas que entrar en un quirófano para que me las quiten”. Aunque es una afirmación extrema, encierra algo de verdad: si ese exceso de piel es algo que está socavando la autoestima de una persona, se cuenta con un equipo médico confiable y bien preparado, no existen condiciones previas que pongan en riesgo la salud y se cuenta con el dinero, la pregunta lógica que surge es ¿por qué no?

Antes de tomar cualquier decisión, es importante manejar datos de diversas fuentes que sirvan para aclarar dudas. Por eso, consultamos a la doctora Marisela Cemborain, especialista en cirugía plástica reconstructiva y cirugía postbariátrica, quien nos brindó los detalles clínicos de la lipectomía abdominal y, para conocer las implicaciones en primera persona de este procedimiento, Elena Quintana, ama de casa que se realizó la operación hace cinco años, nos contó su experiencia.

FICHA TÉCNICA DE UNA INTERVENCIÓN

¿EN QUÉ CONSISTE LA LIPECTOMÍA ABDOMINAL? La técnica de la lipectomía abdominal o dermolipectomía se refiere al procedimiento quirúrgico en el que se retira el exceso de piel y tejido adiposo del área del vientre. A diferencia de la liposucción y la lipoescultura, en las que se retira la grasa de áreas específicas mediante cánulas conectadas a equipos de succión, en la lipectomía se utiliza el corte con bisturí y electrocauterio.

Esta intervención, asociada también a la reafirmación de los músculos abdominales, puede durar entre una hora, en los casos más leves, hasta cinco horas, en los casos más complejos. Generalmente, se aplica anestesia general, pero en casos seleccionados se puede optar solo por la peridural.

¿QUIÉN ES EL PACIENTE QUE REQUIERE ESTA CIRUGÍA? Este procedimiento se recomienda en los casos en los que exista exceso de piel flácida y grasa. La lipectomía mejora el contorno corporal, pero no sirve para bajar de peso, enfatiza la doctora Cemborian. Las personas que aún tienen sobrepeso deben ser evaluadas por un médico endocrinólogo, un nutricionista o un cirujano bariátrico para lograr un peso adecuado antes de someterse a este procedimiento.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE ESTA OPERACIÓN? Como cualquier cirugía plástica, pueden aparecer hematomas (acumulación de sangre por la ruptura de vasos capilares), seromas (acumulación de grasa líquida donde se realizó la intervención), infecciones y problemas de cicatrización. Estas complicaciones pueden ser minimizadas mediante la correcta preparación preoperatoria, la selección del paciente, los cuidados posteriores a la operación y el constante control con el cirujano plástico.

La evaluación preoperatoria incluye exámenes de hemoglobina, hematocrito, perfiles de coagulación, proteínas totales y fraccionadas, entre otros, y siempre es necesaria una evaluación cardiovascular, según la cirujana plástica.

¿PUEDEN REALIZARSE OTROS PROCEDIMIENTOS JUNTO CON LA LIPECTOMÍA ABDOMINAL? Dependiendo de la edad del paciente y de sus condiciones físicas, nutricionales y metabólicas, se puede emplear el mismo tiempo quirúrgico para realizar lipectomía de muslos, brazos o glúteos. Igualmente, se puede realizar al mismo tiempo una lipectomía abdominal y una mamoplastia.

¿CÓMO ES EL PROCESO DE RECUPERACIÓN? Luego de la operación, el paciente debe usar fajas posoperatorias para ayudar a la piel a adherirse nuevamente a los tejidos internos. Igualmente, es usual el uso de drenajes, que se retiran cuando los fluidos desaparecen. La reincorporación del paciente a su vida regular se lleva entre una y dos semanas, dependiendo del caso.

¿CUÁNDO SE VEN LOS RESULTADOS DEFINITIVOS? Los resultados se constatan desde el inicio del período posoperatorio, pero como cualquier cirugía plástica, hay que esperar el tiempo de cicatrización y remodelaje de las estructura anatómicas.

¿CUÁLES SON LOS PRO Y LOS CONTRA DE ESTA INTERVENCIÓN? En los casos en los que se cumplen los criterios de selección, este procedimiento es muy satisfactorio tanto para el paciente como para el cirujano, porque se puede lograr la mejoría y corrección de la flacidez y el exceso adiposo en la mayoría de las personas. Como en toda cirugía, la presencia de cicatrices puede convertirse en un contra, sin embargo, éstas se planifican para que se ubiquen en sitios menos visibles del cuerpo.

¿QUÉ OCURRE SI LUEGO DE LA OPERACIÓN UNA MUJER VUELVE A SALIR EMBARAZADA O UNA PERSONA GANA MUCHO PESO? No existe un riesgo para la salud de ninguno de los implicados, pero en el caso de un nuevo embarazo, la piel puede presentar flacidez nuevamente y la capa de grasa puede aumentar. La ganancia de peso es contraproducente para la operación.

UN CAMINO DOLOROSO, PERO ALTAMENTE SATISFACTORIO

Elena Quintana, profesora de profesión y ama de casa de ocupación, decidió visitar a su cirujano plástico cuando se dio cuenta de que ya había rebajado los kilos que había ganado durante su tercer embarazo, pero aún la piel parecía resistirse a volver a ser la de antes. “La piel estaba tan flácida que podía arrimarla toda hacia un costado y ver cómo quedaría mi abdomen sin ese exceso. Yo podía sentir que ese tejido era grueso, pero estaba vacío”, recuerda hoy, cinco años después de recurrir a la lipectomía.

Para ella, no solo el temor a la anestesia fue un asunto en el que trabajar. Para una mamá de dos niños de 4 y 2 años y un tercero de 9 meses, ausentarse por una semana requiere de toda una logística. “Como sabía que iba a estar adolorida durante unos días, me planifiqué para que mi familia me ayudara y decidí hacer la operación durante la época escolar, para que los niños pasaran la mitad del día en sus colegios”, relata.

La operación se efectuó tal como estaba planificada. Duró dos horas y media y no se presentaron complicaciones. “Cuando abrí los ojos de la anestesia –afirma– lo primero que hice fue comprobar que la barriga se hubiera ido. Y así fue. Ya no estaba”. Ella asegura que, aunque los médicos dicen que la recuperación no es dolorosa, para ella sí lo fue, “hay que tomar en cuenta que se trata de una cicatriz de 70 puntos, que abarca de una cadera a la otra, y que el drenaje es sumamente incómodo”. Considera que, aunque la operación es ambulatoria, hubiera preferido pasar una noche hospitalizada. Sin embargo, ante la contundencia de los resultados y de que luego de quince días logró retomar su vida normal, Elena concluye, con una sonrisa que pretende esconder mientras ve de reojo el perfil de su figura en el espejo, “me dolió, pero lo volvería a hacer mil veces”.

EsteticaySALUD[/button]

 

 

Tags: , , , , , , , ,


About the Author



Instagram