Warning: include_once(analyticstracking.php): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57

Warning: include_once(): Failed opening 'analyticstracking.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php5.6') in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57


Time Out d7ab8540-e1d6-11e3-bbe6-8f5246cd72ef_CIGARRO

Published on mayo 30th, 2014 | by XTX-enlaces

El tabaco y el género femenino: ¿relación tormentosa?

El tabaco y el género femenino, ¿relación tormentosa?/ Foto: Thinkstock

Texto: Sofía Orsay

Las mujeres fumamos por diferentes razones y de manera distinta que los hombres, lo que hace que ¡nos cueste más dejar el hábito! Entérate de estas diferencias de género ligadas al tabaco, y descubre en qué momentos de la vida fumamos más.

¿Por qué fumamos?
De acuerdo con el portal antitabaco del estado de Maine, EEUU, Partnership For a Tobacco Free Maine, las razones por las cuales fumamos ¡son diferentes! Mientras que las mujeres tendemos a hacerlo como un escudo ante los sentimientos negativos, los hombres lo hacen por hábito, o para incrementar una sensación positiva. Además, dicho portal sostiene que más mujeres que hombres fuman para controlar su peso.

El estrés nos hace fumar más
Según explicó la psicóloga e investigadora Sherry McKee en una entrevista publicada en el portal de la Asociación Psicológica Americana, muchas mujeres queremos dejar de fumar, pero no lo hacemos porque “no es un buen momento”. El estrés que sentimos a causa del trabajo y otras responsabilidades, nos hace sentir que necesitamos fumar, para sobrellevarlo. Y, en momentos pico de estrés, tendemos a encender un cigarrillo más rápido que los hombres, inhalar más profundo, y pitar más veces que ellos.

Dejarlo, ¡nos es más difícil!
Partnership For a Tobacco Free Maine sugiere que la adicción femenina al cigarillo podría estar más ligada al contexto social y sensorial de fumar que al efecto de la nicotina en el cuerpo, por lo que los parches podrían no sernos tan efectivos como a los hombres. Además, dicho portal señala que dejarlo del todo podría costarnos más que a ellos, debido a diferencias en nuestras respuestas a la nicotina, a la falta de apoyo, al temor al aumento de peso, a sentimientos de depresión y a nuestros ciclos hormonales. Por eso, las estadísticas de recaídas tras un esfuerzo para dejar de fumar, son más altas en las mujeres, y suele requerirse más de un intento para lograrlo.

Nuestra salud ¡sufre más!
De acuerdo con McKee, la exposición al tabaco tiende a afectar nuestra salud más que la de los hombres, siendo más susceptibles a enfermedades como cáncer de pulmón y problemas del corazón. Además, tenemos riesgos a la salud específicos de nuestro género, principalmente ligados a nuestra salud reproductiva: podemos tener problemas con nuestro ciclo menstrual, entrar a la menopausia antes y, si fumamos durante el embarazo, podemos padecer de preeclampsia o provocar nacimientos prematuros.

Fumamos más, en nuestra edad reproductiva
El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), explica que más mujeres fuman en su edad reproductiva, entre los 18 y los 44 años, que en otros momentos de la vida. Además, según una encuesta telefónica relevada por los CDC, el 34% de las mujeres que se consideran fumadoras están divorciadas o separadas, el 23% son solteras y solo un 15.5% son casadas.

Según el portal mencionado, el hecho de fumar en nuestra edad reproductiva puede crear consecuencias adversas en los embarazos. Además, al exponer a los niños al humo de segunda mano, se incrementan las probabilidades de que fumen al volverse mayores. ¡Cuidado!

Recuerda consultar a un especialista de la salud, si sueles consumir tabaco.

Via: 

 

Tags: , , , ,


About the Author



Instagram