Warning: include_once(analyticstracking.php): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57

Warning: include_once(): Failed opening 'analyticstracking.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php5.6') in /homepages/31/d343452719/htdocs/extremo/wp-content/themes/gonzo/header.php on line 57


Time Out embarazoadolescente

Published on mayo 4th, 2014 | by XTX-enlaces

Cuando dejan de jugar con muñecas para convertirse en mamás

POR: Laura Martínez Alarcón /

Cada año, medio millón de niñas son madres en México. La mitad de las adolescentes que tienen relaciones sexuales quedan embarazadas y el 83% de las que tienen un hijo nunca volverá a estudiar. Son mujeres, casi niñas, que han dejado de jugar a las muñecas para empezar a ser mamás.

De acuerdo con la Dra. Josefina Lira Plascencia, Coordinadora de la Clínica de Medicina de la Adolescente en el Instituto Nacional de Perinatología, México vive en una “situación de emergencia” porque las cifras no han dejado de crecer. En el año 2000, del total de embarazos el 17% fueron de mujeres de 14 a 19 años, mientras que en el 2011, el porcentaje creció al 19,3% (de un total de 2,5 millones de embarazos), según el Instituto Nacional de Estadística.

En dónde se concentran los embarazos adolescentes

El reporte “Una Mirada General a la Infancia en México a lo Largo de su Frontera Norte”, elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México, señala que los embarazos en adolescentes se concentran en las seis entidades de la frontera norte: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. El documento indica que el 7% de las jóvenes entre 15 y 17 años de edad de esa región ha dado a luz a un bebé vivo, en contraste con el 6% a nivel nacional.

Se trata de un asunto complejo con muchas razones para preocuparse y que puede tener solución si confiamos en la educación, en la toma de conciencia y en la prevención. En general, los adolescentes más jóvenes (12 a 14 años de edad) tienen mayor probabilidad de tener relaciones sexuales no planeadas y de ser forzados al sexo. Además, en el caso de la mujer, existen factores de riesgo para una adolescente embarazada: la edad más joven; las desventajas económicas, el bajo rendimiento académico, el estado de salud o la drogodependencia. Una adolescente debe conocer y considerar cuidadosa y responsablemente todas las opciones disponibles para enfrentar su embarazo y esto incluye el aborto, la adopción o criar al niño con el apoyo de la comunidad o de la familia.

Cuidado prenatal temprano de una futura madre adolescente

Las posibles complicaciones de un embarazo en la adolescencia tienen que ver con mayores tasas de morbilidad y mortalidad, tanto para la madre como para el niño, debido entre otros factores, a problemas de placenta previa, hipertensión inducida durante el embarazo, parto prematuro, anemia grave o toxemia. Por otro lado, los bebés que nacen de mujeres adolescentes tienen una probabilidad de 2 a 6 veces más de tener bajo peso al nacer que aquellos cuyas madres tienen 20 años o más. El ser bebés prematuros juega el mayor papel en el bajo peso al nacer, pero el retraso en el crecimiento intrauterino (crecimiento inadecuado del feto durante el embarazo) también es un factor importante.

Un dato más: las adolescentes embarazadas necesitan valoración específica en el caso de que consuman tabaco, alcohol o drogas, y se les debe ofrecer apoyo y ayuda para que dejen estos hábitos.

Algo más que debe saber una adolescente embarazada

El 83% de las jóvenes que se quedan embarazadas dejan de estudiar, según un informe del Instituto Nacional de Perinatología. Según la Dra. Lira, “estamos ante un problema social porque pasan a depender económicamente de la familia y se integran en el mercado informal”. Un estudio de la académica de El Colegio de México María Eugenia Zavala y de la consultora independiente Olinca Páez, señala que mientras más jóvenes las mujeres, más reducido es el intervalo que separa el fin de la escolaridad y el primer nacimiento. Para estas investigadoras, cada vez es más corto el tiempo que transcurre entre la salida de la escuela y el inicio de la fecundidad, porque antes pasaban siete años para que las mujeres ejercieran la maternidad y ahora son cuatro.

El embarazo adolescente en América Latina y el Caribe

Después de África, América Latina y el Caribe es la región donde el embarazo precoz es más alto. Según datos de UNICEF, el 38% de las mujeres se quedan embarazas antes de cumplir los 20 años.

El informe sobre la Población Mundial 2012 de Naciones Unidas muestra que en México 87 de cada mil niñas de 15 a 19 años se quedaron embarazas. En Ecuador la cifra llega a 100, Guatemala (92), Honduras (108) y Venezuela (101). Las cifras más bajas de la región se dan en Argentina, con 68 de cada 1.000 niñas de 15 a 19 años embarazadas, Chile con 54, Uruguay con 60 o Brasil con 71. En Estados Unidos las cifras bajan a 39 de cada mil y en España caen a 13.

Aunque se hable de estadísticas y números, se trata de vidas humanas, de niñas que han dejado de jugar a las muñecas para empezar un camino largo y difícil hacia la maternidad.

 

 

Tags: , , ,


About the Author



Instagram